domingo, 15 de marzo de 2015

Planchar hace un siglo y pico...

Estaba el otro día con mi hijo en casa de mi madre probando mi nueva cámara fotográfica cuando de improviso, mi madre se acercó y dejando un objeto encima de la mesa me dijo riendo:


- ¡Hala! Saca con tu cámara de alta tecnología este objeto de alta tecnología para sus tiempos

Y me puso encima de una mesa cercana lo que podéis ver a continuación:

- ¿De donde has sacado eso? - le pregunté 

- Era de la plancha de tu tatarabuela - respondió mi madre

- O sea que tiene unos...

- Más de 150 años

- ¿Y era alta tecnología para sus tiempos?

- Sin lugar a dudas - respondió ella segura - y era uno de los objetos con los que sacar un dinero extra para casa: planchando ropa para los demás.

- ¿Y podríamos hacer que funcionase?

- ¡Por supuesto! No ves que no lleva nada que se pueda estropear con el paso del tiempo. Si le echas unas brasas del fogón que tenemos hay enfrente, podrías ponerte a planchar en unos minutos

- Seguro, pero no me fiaría de los resultados. Yo no plancho bien, ni con la plancha de la abuela, ni con la mía

Moraleja: Las nuevas tecnologías lo son durante un corto periodo de tiempo y hay cosas que funcionarán siempre